Inicio > Denominación de origen Ribera del Duero

Denominación de origen Ribera del Duero

Denominación de origen Ribera del Duero

 Ribera del Duero es una denominación de origen a la que están acogidos viñedos localizados en Castilla y León, dentro de una franja de la cuenca del Río Duero , hablamos de unos 115 Km de longitud y 35 de anchura situados en la confluencia de las provincias de Soria (19 municipios), Burgos ( 60 municipios), Segovia (4 municipios) y Valladolid (19 municipios). Comienza aproximadamente por San Esteban de Gormaz (Soria) y se extiende hasta Quintanilla del Onesimo (Valladolid).

 

HISTORIA


La historia de la Ribera del Duero ha ido paralela a la unión de la viña y el vino, al fruto de unas cepas que marcan su paisaje, la personalidad de sus gentes y la cultura. Nos tenemos que remontar a hace 2000 años para encontrar las primeras referencias vinícolas de la zona: un mosaico romano descubierto en Baños de Valdearados. El personaje central es el Dios Baco, que toma con su mano a Ariadna y con su brazo izquierdo abraza a Ampelos

En el siglo XIII aparecen las villas excavadas en el interior de algunas villas. El vino y los viñedos se convierten en parte fundamental del desarrollo cultural y económico de la Ribera, incrementándose la producción, intensificando el comercio local y ampliando el mercado al resto de Castilla.

Durante el siglo XV se crean las primeras ordenanzas para regular el control de la producción y la comercialización de vinos al exterior.

Auge, prosperidad, a veces declive , la historia de la Ribera del Duero ha ido siempre paralela a las cepas que han marcado su paisaje, la cultura, la personalidad de sus gentes, sus hábitos sociales.

 

CLIMATOLOGÍA

 

La climatología de la Ribera del Duero se caracteriza por una pluviometría moderada - baja ( 450 mm de lluvia al año ) que unidos a sus veranos secos  (40º C) e inviernos largo y rigurosos (-18º C) y con acusadas oscilaciones térmicas a lo largo de las estaciones, la enmarcan dentro de una clima mediterráneo cuyo carácter primordial es la continentalidad.

 

GEOLOGÍA

 

La Ribera del Duero se loaaliza en la gran meseta septentrional de la Península Ibérica, formada por un gran zócalo antiguo arrasado y, en parte recubierto por sedimentos terciarios. El mayor volumen de estos sedimentos están constituidos capas más o menos lenticulares de arenas limosas o arcillosas, y destaca la alternancia de capas, tanto de calizas como de margas, e incluso, de concreciones calcáreas.

 

VARIEDADES DE UVA

 

La variedad de uva más característica es la denominada Tinta del país, también conocida en el mundo del vino como Tempranillo. Uva que dará lugar a vinos de fuerte coloración violácea, detacando aromas a mora  que se conjuntan con frutas negros del bosque. Tanino estructurado a dulce en sobremaduración y acidez media

Este tipo de uva supone más del 90 % de la producción . Debemos de tener en cuenta que el Consejo Regulador de la Denominación de Origen nos indica que para que un vino se pueda acoger a esta  D.O. debe de incluir al menos un 75 % de tempranillo en su elaboración.

Otras variedades de uva que se pueden encontrar son: cabernet-sauvignon, merlot, malbec, garnacha y albillo.

 

TIPOS DE VINO DE LA DO RIBERA DEL DUERO

 

Los vinos de la DO Ribera del Duero son fundamentalmente tintos aunque también existen rosados. Los vinos tintos se elaboran, como hemos dicho anteriormente, con un mínimo del 75 % de la variedad tempranillo. en cualquier caso la participación de este tipo de uva junto con Cabernet - Sauvignon, Merlot y Malbec, no puede ser inferior al 95 %

Dentro de los Vinos tintos podemos encontrar:

 

- JOVENES: Vino sin permanencia en madera o con un paso por barrica inferior a 12 meses. LLegan al mercado pocos meses después de la vendimia. Vinos que muestran un color rojo guinda muy intenso, con importantes ribetes azulados, añil, violeta, purpura. En nariz presentan aromas primarios acentuados y densos, en la gama de la fruta madura y bayas silvestres. Vinos que son amplios en boca y pleno de sabores, ofrecen un importante aporte tánico, complementado con una equilibrada acidez que le confiere viveza. 

 

- CRIANZAS: Vinos que han permanecido en barricas de robles al menos 12 meses. Se comercializan con posterioridad al 1 de Octubre tras la vendimia. Presentan colores que evolucionan de un profundo picota intenso al rojo guinda. destacados tono violáceos en capa fina que evidencian aún matices de juventud.

 

- RESERVA: vinos con 36 meses de envejecimiento entre barrica y botella, cumpliendo un mínimo de 12 meses en barrica. LLegan al mercado con posterioridad al 1 de Octubre del tercer año tras la vendimia. Las tonalidades del vino varían del rojo picota granate al rojo rubí. En nariz son intensos y elegantes , presentan profundos aromas de fruta sobremadura y confitada combinados con otros como almizales, cuero, minerales y balsámicos. Vía retronasal larga y persistente que potencia los aromas propios del envejecimiento.

 

-GRAN RESERVA: Vino de excepcional calidad que cumple con un envejecimiento mínimo de 60 meses, con al menos 24 meses en barrica y el resto en botella. No puede llegar al mercado antes del 1 de Octubre del quinto año tras la vendimia. Se trata de vinos de capa alta con base en el rojo cereza apreciándose una amplia gama de tonalidades desde el rojo granate al rubí, hasta llegar a matices teja en capa fina. En nariz presenta aromas complejos en todas las series. Los aromas terciarios adquiridos durante su envejecimiento sugieren una amplia gama de matices tostados, maderas nobles, especias. Su firme estructura y gran equilibrio realza la persistencia y elegancia de este vino. 

 

Como hemos dicho anteriormente, además de los tintos también podemos encontrar vinos rosados, fermentados en ausencia del hollejo pueden disfrutarse poco después de la vendimia. Presentan un tono rosa fresa, con destacables matices rosa grosella y tenues irisaciones violáceas de capa fina. Aromas frutales con matices característicos de bayas silvestres y fruta madura. En boca resulta afrutado y fresco, manifestando una tactiva acidez que le caracteriza.